Mondo Kronhela Literatura


Por favor, para reproducir esta investigación se deberá señalar el nombre del autor Nicolás Gasparotto y la dirección de la página web donde se encuentra publicada Más allá de lo aparente ( www.nuevaliteratura.com.ar )

Crónica de videntes, brujos y metapsicólogos
Más allá de lo aparente
Las consultas a seres paranormales se incrementan año tras año, generando un mercado que factura millones de dólares sin hacer distinción de clases sociales. A continuación, una historia para no ser crédulos.
Por Nicolás Gasparotto
 

–¿Cuándo descubriste que tenías videncia?.
–Y... yo iba caminando por Mataderos, de repente tuve una bajada de presión y me sentí caer. Mi cabeza andaba más y más rápida, era como si se me hubiera salido del cuerpo. Me veía de arriba, me veía... parado en la esquina de Alberdi y Larrazábal. Estaba muy confundido.
–¿Y los poderes?
–Estaba ahí, en la calle, en pleno trance, cuando justo apareció una ex compañera del secundario. Me preguntó que me pasaba, yo no le contesté.
–¿Y?
–Entonces la agarré del brazo, le estrangulé el brazo... y empecé a decirle cosas de su vida, cosas que yo no conocía y que se me dibujaban en la mente. Era una máquina vidente que vomitaba imágenes, sentimientos y secretos.
–Y ahí decidiste dedicarte a esto.
–Y claro, si Dios me dio el don de ver el lado oculto de las personas. A veces, pienso que soy un elegido del Señor.
–Pero el Señor no cobra por sus milagros, los hace gratis.
–Sí, pero yo ayudo a la gente y mi misión tiene que ser recompensada. Además, 20 pesos la consulta no son nada si ésos mangos te pueden cambiar la vida.

Jorge Chamorro hace poco que se dedica al oficio de la videncia. No parece tener 25 años, se viste como una persona mayor. Cuando habla velozmente, gesticula todo el tiempo, camina de un lado a otro. En su consultorio de Mataderos, entre velas y estampitas varias, atiende a cinco personas por día. Es una casa vieja, con patio techado, goteras y cocina a la vista. Curiosamente, a diferencia de otros colegas, no tiene diplomas adornando las paredes y entrega recibos de la DGI a sus clientes.

–Yo toco a la gente y sé que le pasa. Si quiero, las tiro al suelo y las dejo en trance.
–¿Trance?
–Sí, es parte de la armonización. Se quedan tiradas en el piso hasta que se despiertan solas. Pero ojo, se levantan nuevas. Les hago un servicio completo.

El balanceo del alma incluye descarga de malas ondas (o energías negativas), limpieza del aura, grafología, estudio de vidas pasadas y tirada de cartas del tarot.

–¿Cómo "tirás" a los que vienen a verte?
–Fácil, hiperventilación.
–Eso no es muy paranormal.
-¡Cómo que no! Cuando hago que respiren muy rápido, los clientes expulsan todo lo negativo, las preocupaciones, las frustraciones.

Con mi mejor cara de inocente, le pido que me diga que fui en otras vidas...

–Amaste mucho.
–Ah...
–Fuiste contador y asesino. En tu tercera encarnación te suicidaste.
–Qué lindo...

 

 Jose Maria Herrou Aragon
José María Herrou Aragón

 

Carlos Luconi

Carlos Luconi

 

Ricardo Schiariti

Ricardo Schiariti

 

Ricardo Schiariti

Ricardo Schiariti

 

 

 

 

Chamorro pertenece al extraño clan de los videntes, parapsicólogos, mentalistas y adivinos. Trabaja de lunes a viernes, por la tarde. Cuando le pregunto si él sabe que los argentinos gastan más de 400 millones de pesos en magias, me mira socarrón con sus ojos desorbitados. "Está claro, nosotros podemos ver cosas que otras ciencias tradicionales no ven. La gente nos elige", dice, y como prueba me invita a presenciar su trabajo con el próximo cliente. Le agradezco, pero me excuso para una posterior visita. Cuando me estoy yendo, una chica toca el timbre. "Tenés problemas sentimentales, Verónica", dispara un sonriente Chamorro al abrir la puerta. La adolescente se sorprende porque el "profesor" (le gusta que lo llamen así) le adivina de entrada el nombre, olvidándose que fue ella misma, cuando arregló su cita, la que le dijo el nombre y apellido. Pero es tarde, Verónica ya está fascinada.

–Hasta luego profesor, lo dejo en lo suyo.
–Chau querido, me contesta guiñándome un ojo.

Hay un dato para tener en cuenta: la mayoría de las consultas que recibe a diario un "ser paranormal", son por problemas afectivos y temas relacionados con Cupido. Entonces, es acertado pensar que un cliente joven vendrá por cuestiones del corazón, y uno de mayor edad, por salud y trabajo. Verónica se había peleado con su novio.

Gol de Chamorro, no se vio la posición adelantada.

La evolución (y difusión) de servicios "brujeriles fin de siglo" empezó con la vuelta de la democracia, en 1983. Primero, tímidamente, con volantes o comentarios boca a boca, luego, en plenos ´90, gracias a las secciones clasificadas de los principales diarios. En el rubro 60 de "Clarín", el diario de mayor tirada en la Argentina, se ofrece la más variada gama de personajes con el "don" de ver más allá de lo evidente. Podemos encontrar desde una "experta en caballeros que resuelve disfunciones sexuales" producidas por maleficios, hasta "trabajos de magia negra garantizados". Me decido a hacer un experimento, tomo el gran diario argentino y llamo a Irma, una señora que atiende en la calle Venezuela al 3700, que me ofrece una pregunta sin cargo.

 

 

 

–Hola.
–Sí, yo llamaba por la pregunta gratis.
–¿Tu nombre?
–Nicolás Jonte.
–¿Cuándo naciste, Nico?
–El 18 de diciembre de 1974.
–Llamame en diez minutos. ¿Ok?
–Bueno... está bien.

Corto el teléfono. Irma suena como extranjera, me hace acordar a las nuevas voces que coparon la programación nocturna de las radios de amplitud modulada. Pasan quince minutos, vuelvo a llamar, me comunico en el primer intento.

–Hola.
–Hola. Mire... yo llamé hará cosa de diez minutos, soy el del aviso del diario. Jonte.
–Ah, sí. Nico, tenés un gran futuro por venir. ¿Sabés? Vas a triunfar en tus emprendimientos. Sí, sí, muy buena estrella para vos. ¿Querés hacerme la pregunta?
–Y... sí. Mire, yo quisiera saber cómo me va a ir con las mujeres... es que ando sin suerte.
–Está claro que te hicieron un trabajo que te bloquea tu parte afectiva. Venite para acá y rompemos las ataduras.
–¿También gratis?
–Casi, diez pesos la consulta.
–Ah, barato.
–Por supuesto, no se tiene que lucrar con esto. A lo sumo tendrás que comprar aparte unas velitas, unos polvitos y... ¿cuándo querés venir?
–El miércoles a la tarde.
–Perfecto, nos vemos a las 16:30. Puntual.
–Está bien, gracias.
–No, gracias a vos.

Me pregunto cómo es posible que la mujer, teniendo el "don" de ver mi interior, no se haya dado cuenta que mi apellido es Gasparotto y que nací en 1973. Con intriga, me largo a llamar a otros personajes de la sección "astrología". Todos me hablaron de mi futuro óptimo, y todos me aseguraron que tenía un bloqueo, o un trabajo, o un maleficio. De más está decir que cambiaba el motivo de mi pregunta gratuita con cada comunicación.

Desde tiempos remotos el hombre buscó la llave para ganarle al destino, saber esa pizca de más que le permitiera reparar el corazón roto o llenar algún bolsillo famélico. En la desesperación, con nuestras defensas bajas, siempre estará el manosanta dispuesto a ofrecernos su mano desinteresadamente fraterna. Me tomo el 86 y bajo frente a la estación de trenes de Liniers, tengo cita con Sisí. Un amigo me dijo que fuera porque a él le había "cambiado la vida", aunque mi amigo sigue tan deprimido y desocupado como siempre. Toco el portero eléctrico y me abren. La secretaria de Sisí, muy maquillada, es la reencarnación de "Rita Turdero", el personaje de Moria Casán.

–Pasá pibe, pasá.
–Permiso.
–Te cobro por adelantado, ¿no te enojás?
–No, está bien.
–Seguime, por favor.

Bajamos a un sótano, en el aire hay un olor a incienso fuerte tamizado con humedad. Está todo lleno de estampas de santos, libros y cosas viejas. Al minuto aparece Sisí, una morocha robusta vestida íntegramente de negro. Por el término de una hora me habla de viajes, trabajos, amores y bloqueos. Descubro, con sorpresa, que una persona de mi entorno me está haciendo un trabajo porque me tiene envidia; descubro, con más sorpresa, que por 50 pesos los poderes de Sisí me rompen el maleficio. La mujer se levanta pesadamente y enfila hacia una heladera de mano, abre la tapa y saca una cerveza en lata. Mientras fuma y toma, busca un mazo de cartas en la repisa de la biblioteca. "Son cartas de ángeles, vamos a ver quién es tu guardián", me comenta. Después de una breve barajada, con corte de mano correspondiente, me asombro al saber que "San Jorge" (el mismo de las postales religiosas, el que está matando al dragón) es mi custodio de vida.

–¿Querés pedirle algo?
–¿?
–Aprovechá, que está sentado a tu izquierda.
–¿?
–En la silla
–¿En la vacía? ¿Usted lo ve?
–¿Y vos no?

A la hora clavada, me despide y me da un nuevo turno para activarme un amuleto, que se empecina en cambiar de dueño. Me voy, ahora es de noche. Camino pateando volantes, pensando en lo tonto que fui por no haberme dado cuenta que un espíritu famoso estuvo sentado a mi lado. Me pregunto si no me convendría abandonar mi carrera de periodista y ponerme a gritar "Adianchi, adianchi", al mejor estilo Alberto Olmedo.

¿Ganarán mucho estos elegidos?

Hay dos tipos de "hechiceros". Están los que atienden a los famosos, y los que son "del barrio". Los VIP aparecen en televisión, radio y revistas. Enarbolan consultorios en zonas de muy buen nivel económico. Por lo general, están sólo unos minutos con los pacientes y, luego, los derivan a sus colaboradores. Además, escriben libros y los venden como pan recién horneado.

Intento confeccionar una lista mental con los nombres de los "brujos" que más sonaron en los medios en los últimos años. Carlos Luconi (parapsicólogo), José María Herrou Aragón (espiritualista), Blanca Curi (adivina) y Ricardo Schiariti (metapsicólogo), son los referentes obligados. Ellos fueron los "tops" consultados por las clases altas, los que se repartían el mercado de las estrellas.

Como bien lo describe Viviana Gorbato en su libro La argentina embrujada, "Silvia Süller, Graciela Alfano y Ramón Ortega viven aterrados por los maleficios que pudieran hacerles sus allegados. Federico Klemm recurre al tarot para saber el camino a seguir", entonces, por qué no ponerme una túnica blanca y practicar el dichoso "Adianchi, adianchi". Sería simple, tendría que mostrarme en los medios de comunicación. En el programa de Susana Giménez, por ejemplo, un vidente sería visto en un instante por miles de individuos, mientras que el hijo de Dios (según palabras de especialistas) "nunca llegó a predicar a más de 30 mil personas" en toda su vida. Pero, no es para mí el cambio de rubro laboral, prefiero no ser un Víctor Sueiro que habla de su vuelta a la vida constantemente.

Vuelvo a la lista de los "tops". Buscando información me entero que...

 

 

Alberto Olmedo

Alberto Olmedo

En la película El Manosanta está cargado Olmedo interpreta a un hombre que cansado de fracasar en la vida y de no encontrar un buen pasar económico decide convertirse en Pae.

 

Martha Bruno, Mara, Juan Carlos Ermácora y Roberto Alí.
Carlos Luconi y José María Herrou Aragón, Ricardo Schiariti, Blanca Curi y Lourdes Verón.
Carlos Lotitto, Waldo Casal, Alejandro Holst, Lily Süllos y Aschira.

 

Lilly Süllos

Lily Süllos

 

San Jorge

San Jorge ofrece su servicio como guardaespaldas, sólo hay que conocer a la representante.

 

El viejo Sabio

Algunos videntes afirman que sus poderes
son producidos por entidades que los poseen.

José De Zer

Jose De Zer

Fotografía publicada en Revista Noticias

 

 

 

...Carlos Luconi se publicitaba como el "mayor humanista de América". En 1994, se presentó en convocatoria de acreedores y se fue del país, violando la resolución impuesta por el Juzgado Comercial Número 23 Sección 45 que le prohibió "abandonar el territorio argentino", ya que tiene un impedimento por quiebra. En pocas palabras, está prófugo. Luconi ganaba más de 2 millones de dólares anuales, atendía a 300 pacientes por día, tenía institutos de parapsicología en Córdoba, Rosario y La Plata. El cuarto, el de la Capital Federal, hoy lo utiliza su hermana Teresita. Era dueño de un canal de televisión en Avellaneda, vivía en un dúplex de la calle Callao al 1600 y viajaba en un Mercedes Benz 380. Ahora se encuentra en Italia y atiende un consultorio a metros del Vaticano. Su frase preferida: "Yo saco radiografías del alma". Gastaba 100 mil pesos mensuales en notas y columnas periodísticas pagas...

...José María Herrou Aragón se inclinó por la "ayuda espiritual aplicada". Fue el creador del "telecomando sexual" y el "ataque psíquico". Se presentaba en cuanto programa de televisión se emitía, su furor llegó en la época del "Nuevediario" de José de Zer. En Ataque psíquico (1993), su libro más vendido, escribió: "Hay quienes introducen mentalmente objetos duros o dedos en la vagina o ano de la persona que se desea influir. El procedimiento es fácil: se idealiza la persona como si fuera un maniquí hueco cuyo interior exploramos manualmente. La agresión sexual ejercida parapsicológicamente constituye un poderoso estímulo para modificar conductas". Después de ofrecer seminarios sobre el tema (500 dólares la entrada), desapareció de la escena pública acusado de estafas y ejercicio ilegal de la medicina...

...Blanca de Gómez (Blanca Curi) cobra 300 pesos cada consulta y factura casi un millón de dólares anuales. Tiene una casa en Punta del Este valuada en 1.200.000 de dólares, otra en Quilmes (600 mil) y un departamento en Recoleta (100 mil). Se desplaza en una Nissan Pathfinder y le gusta organizar fiestas privadas para el poder político. Quedó en la historia como la adivina que le vaticinó al actor Carlos Thompson una larga vida, días antes que el hombre se suicidara. Tiene tres causas abiertas en su contra por "estafas".

 

Pero, si hay una persona que sintetiza al mentalista exitoso que se auto construyó, es sin dudas: Ricardo Schiariti. Cuando se dio cuenta que su carrera de galán de culebrones no funcionaba, decidió irse a vivir al Sur. Allí, entre montañas nevadas, ideó el plan que lo convirtió en el "paranormal" más famoso de la Nación y el más mimado por la farándula. Bajo el lema "Yo te ayudo a que te ayudes" picó en el público masivo, ya sea por medio de la radio, la televisión o la gráfica. Dijo conocer los paraderos de los empresarios Sivak y Clutterbuck, con toda la angustia que le significó a los familiares de las víctimas la falsa esperanza. En su libro El hombre impar, se autodefinió impecablemente: "Había llegado a este mundo un paranormal, un brujo, un curandero, un vidente, un poseído". La realidad sostiene que Schiariti estudió para enfermero, pero, por sus bajas condiciones, probó suerte en un hospital patagónico. "En el Sur, un día explotó una cantera y muchos de los obreros que trabajaban en ella quedaron mal heridos. No había medicamentos y la gente se moría. Entonces, al ver que se me iban entre mis manos, los comencé a tocar, los apretaba fuerte, y los obreros dejaron de gritar. Yo les calmaba el dolor", afirmó en su programa "La hora extraña" (12 puntos de rating promedio en América TV). El metapsicólogo cobraba 300 dólares por consulta.

Según él, el primer consultorio se lo regaló el mismísimo Olmedo.

 

José De Zer

José De Zer

Fotografía publicada en Revista Noticias

 

 

 

 

 

Entrevista en vivo a Ricardo Schiariti para el programa "Su turno señor" (FM La Tribu - 1994)

–¿Cómo te das cuenta que tenés algo diferente a los demás?
–Yo no me doy cuenta, la gente me hace sentir diferente. Un niño que no sabe nada percibe la verdad, de repente... yo no censuré la inocencia, no censuré las cosas que me afloran y digo. Digo lo que siento al momento en que lo siento.
–Es arriesgado tirarse sin red.
–Sí, pero por decir las cosas cuando las siento se produce una diferencia: yo no entro en el engranaje de la sociedad careta y mentirosa.
–Si tenés ese don supuesto, ¿cómo convivís con él?
–Todo ser humano tiene sentidos, vos podés cocinar y darte cuenta que sacás la comida a tiempo, por el olfato te das cuenta. A mi se me quema.
-¿Podrías ser un poco más claro?
-Mi sentido está más pronunciado a lo que es la sensibilidad. Tengo desarrollado el don de ver más allá de lo que los ojos muestran.
–Entonces, ¿cómo es la convivencia?
–A veces es traumática, veo cosas que no quisiera ver.
–¿Sentís algún tipo de persecución por parte de la prensa?
–Y... sí, pero eso va a ser por los siglos de los siglos. Date cuenta que tenemos los antecedentes en nuestro Jesús, que fue crucificado y muerto por la ignorancia. Porque lo rotularon como milagrero, chanta, mesías.
–¿Te estás comparando con Jesús?
–No, no. Pero... seguimos en lo mismo. Vos fijate que gente que abrió camino a la ciencia pagó muerto en la hoguera. Hoy, esos trabajos que abrieron paso a la ciencia son reconocidos hasta ahí. ¿Viste? Pero ellos murieron.
–La imagen que transmitís en tu programa es la del hombre optimista, ¿cuáles son tus momentos de depresión?
–Yo soy un ser humano, tengo mis depresiones y mis angustias. Estoy en deuda, no me puedo permitir estar bien si mi hermano está mal. Somos todos hijos de Dios.
–¿Cómo salís de esos estados?
–(Risas) Salgo, salgo. No sé cómo salgo, es algo mágico, verdaderamente mágico. Salgo y no tengo idea cómo.
–¿Lucrás con tus poderes?
–Trabajo para un centro de estudios metapsicológicos, que es el Centro Mundial..., donde se cobra un arancel y... Yo, yo no cobraba, decía cómo voy a cobrar por algo que me vino gratis, pero... sí... vuelvo a... Sí, estoy cobrando una consulta.
–¿Qué sentís cuando estás frente a un consultante?
–Primero me pongo de la vereda de enfrente, me pongo en el lugar del tipo. Tengo una palanca sutil que se destraba en mí y me da la sensación de decirle la opinión que siento. Y es la justa.
–¿Siempre es la justa?
–Sí. Pero la respuesta está en el interior de cada uno. Tienen que bucear en su interior para encontrar las respuestas a sus interrogantes.
–¿Te superó tu propia capacidad?
–Mi capacidad decepcionó al hombre. Yo convivo con un viejo sabio que me dice las respuestas antes de que me haga alguna pregunta. Me preocupa, muchas veces me pasa. Nací con la misión de ayudar a la gente y me guío por lo que tengo adentro. Soy un ser especial.
–¿Te jugás con alguna predicción?
–A nivel medicina... te digo que el SIDA se va a curar, y por sostenerlo me están apedreando, pero acordate que en mayo de 1995 se va a descubrir la droga que se va a comprar en cualquier farmacia como un medicamento común. A nivel país, la fórmula presidencial será Carlos Menem y Ramón Ortega y, posteriormente, por un problema de salud de Menem, Ortega queda como presidente de los argentinos. La Argentina será un importante exportador de petróleo, muy rico en dinero pero muy pobre en educación.
–Muchas gracias.
–A vos.

Perseguido por la campaña anti "manochantas" del conductor Raúl Portal, Ricardo Schiariti se llamó a retiro forzado y emigró a España.

 

 Carlos Luconi en Italia se hace llamar conde

Hay algo interesante en la vida del ahora conde, su biografía dice que en 1994 vuelve a su Italia natal... justo el mismo año en que abandona la Argentina por quiebra

  Salomón y Aragón

Herrou Aragón y la ex chica Olmedo Beatriz Salomón

Dos de los libros que José María Herrou Aragón escribió. Curiosamente se comercian por Internet en una comunidad de compras y ventas argentina.
El usuario que los vende se llama "Profaragon"  
¿Será el mismo Herrou Aragón que limpio de estafas se suma al revival de manosantas y mentalistas que vuelven a la Argentina?

 

 

 

 

 

Ya que estoy en Liniers, aprovecho para recorrer algunas santerías. En la calle Bueras al 100, se ubica "la primera que existió en la zona", según sus dueños. "San Gabriel" factura 3 mil pesos por día. Es distribuidora mayorista y minorista para todo el país y el extranjero. En sus góndolas se puede encontrar desde un sahumerio mágico a un símbolo fálico de alguna práctica satánica. Del total de la mercadería que posee la santería (a metros de la iglesia de San Cayetano), un 90 por ciento son elementos vendidos para ritos de magia negra. Mientras espero el colectivo que me llevará para el barrio de Flores, saco de mi mochila el libro escrito por Alejandro Borgo y Enrique Márquez, integrantes del Centro Argentino para la Investigación y Refutación de la Pseudociencia (CAIRP). En Puede fallar, de manera irónica y divertida, los autores confeccionaron un manual para ser un "vidente exitoso". Este compendio reflejó el perfil inconfundible de los "seres que ven más allá". Leo algunas partes:

"Futuro Colega, a continuación le presentamos una amplia variedad de recursos que le permitirán incursionar en el campo del charlatanismo organizado".
"No escatime gastos en publicidad. Existen muchos medios para hacer trascender sus poderes. La televisión es uno de los más recomendables, ya que podrá llegar a miles de personas rápidamente".
"Si lo invitan a algún programa, no deje nunca de adular al conductor. Así evitará preguntas incómodas".
"En la infancia está la clave de sus poderes, así de simple".
"Muéstrese seguro de sus dones, por más que nunca haya adivinado nada en su vida. Sus pacientes deben quedar convencidos de que usted es una persona especial".
"Martirice su discurso, sea emotivo y dé a entender que usted hace cosas para ayudar a los demás".
"Haga despliegue de títulos, membresías, diplomas y cargos honoríficos. No importa que no sean verdaderos".
"No limite sus capacidades, haga como Schiariti que incursiona en todos los rubros: casos policiales, predicciones, lectura del pensamiento, magia y consultorio. Agrande la bolsa de trabajo".
"Atemorice a la gente. Diga que le han realizado un maleficio. Usted será, obviamente, el exorcista ideal".
"Sepa diferenciarse de los demás, catalogue a los otros como chantas".

Y la lista sigue...

 

Al llegar a Flores, me encuentro con el psicólogo Gerardo Bulstein. Entre cafés empieza la entrevista, mientras el cielo se nubla oscuro.

–¿Por qué las personas recurren a los servicios de videntes?
-Toda persona, en algún momento de su vida, ya sea por algún motivo límite, necesita creer en algo superior. Cuando agotó las vías normales, como ser: Iglesia, amigos, médicos, se topa con el vidente que le ofrece la respuesta buscada.
–Lo paranormal es el último recurso...
–Por desgracia, sí. Acordate del brasilero Garrincha, que era curandero. No te das una idea de la cantidad de gente que suspendió sus tratamientos médicos para visitarlo. La desesperación, la ignorancia y la incertidumbre conducen a lo paranormal. –¿Sabía que la Iglesia Católica pierde 8 mil fieles por día en el mundo?
–No lo sabía, pero... ¡ahí está la cuestión! Hay una crisis de fe muy grande. Mucha decepción.
–¿Cómo ve la psicología el avance de los manosantas, videntes...
–Mal. La psicología, el psicoanálisis, estudian la cabeza de las personas. Con un vidente el paciente toma sólo lo que le dice el otro. No hay investigación de la raíz del problema.

(Le hago escuchar una parte de la entrevista a Ricardo Schiariti)  

 

–¿Y?
–Ese hombre tiene un estado mental alterado. Se piensa que es un auxiliador mágico de las personas. Se compara con Jesús.
–¿Hay auxiliadores mágicos en psicología?
–Sí, pero en la infancia. Es el caso del chico que tiene un amigo invisible al cual le pregunta cosas. Con los años, ese auxiliador mágico desaparece.
–¿Y si no desaparece?
–Tenemos un adulto que cree en supercherías y anda con amuletos colgando.
–Entonces, el mentalista lleva a la persona a un retroceso.
–Claro, el paciente se hace adicto al vidente. Lo va a ir a buscar a todo momento, no podrá tomar decisiones por sí mismo.
–Se crea un vínculo entre ellos.
–Se crea un vínculo enfermo. Los problemas de la persona hacen desplazamientos hacia el adivino. Se espera que él brinde respuestas.
–¿Por qué tienen tanto éxito?
–Por que le dicen a la gente lo que la gente quiere y necesita escuchar.
–¿Cómo se cambia la tendencia del aumento de visitas a personas paranormales?
–Es tan, pero tan simple. Si una persona tiene trabajo, no va a preguntar por trabajo. Si tiene educación, no va a ir a un chanta para que le dé una respuesta, porque tiene poder de razonamiento. Si tiene contención por parte de su religión, no hará una trabajo por un enfermo. Hay que escuchar, y me incluyo, más a las personas para ver sus necesidades.
–¿Alguna vez fue a ver a un vidente?
–Sí, para hacer un trabajo parecido al tuyo.
–¿Puedo saber qué le dijo?
–Me habló de un trabajo que me había conjurado un familiar y que me impediría formar una familia. Pero, por plata, él me lo podría quitar. Hice mi investigación y me fui, no le regalé mi importancia.
–¿Y qué pasó?
–(Risas) Me casé y formé una familia.

Cuando nos despedimos, la noche estaba avanzada. Un viento frío se empecinaba en traspasar mi campera de verano. Voy bajando por la avenida Rivadavia, que se muestra vacía y lenta. Me quedo con una frase del psicólogo que se niega a borrarse de mi cabeza: "No te das una idea la cantidad de gente que suspendió sus tratamientos médicos...", y me aborda la historia de la abuela de un ex compañero de secundaria. La "nona", como la llamaban cariñosamente, cayó enferma; día a día perdía peso. Antes de que los médicos tuvieran los resultados de los análisis, sus familiares ya la estaban llevando a un curandero de Ciudadela. Mientras la familia Galíndez buscaba sapos enterrados en los bosques de Palermo, la mujer moría sola en su casa de leucemia.

El verdadero problema de visitar "seres paranormales", es seguir sus prédicas al pie de la letra, oscureciendo el libre pensamiento del otro. "Tendrás un accidente", dirán, y el consultante vivirá con miedo. "El negocio saldrá bien", afirmarán, y el incauto apostará sus fichas a un imposible. "De acá a seis meses conocerás al amor de tu vida, tu príncipe azul", comentarán, y la mujer estará paranoica. Cualquier individuo podrá decir: "fulanito me pegó todas", y está en todo su derecho, pero es bueno que sepa algunos secretos del "antiguo arte del oráculo", revelados en Puede fallar: "El primer factor de importancia cuando una persona llega al consultorio del adivino es la presencia. El vidente sabe que el que lo va a consultar lo hace porque está depositando esperanza en él, tiene confianza en el mago. Tiene un problema y confía en que el brujo tiene poderes para orientarlo y darle una respuesta. El brujito tiene ante sí a una persona con características psicofísicas: sexo, edad, peso, estatura, mirada, etc. Con sólo extender la mano, al recibir el saludo, se encontrará con indicios que le permitirán hacer conjeturas: seguridad, nerviosismo, timidez. Los comentarios intrascendentes (¡Qué calor!) y los accesorios que porte el sujeto (maletín, anteojos) brindarán índices sobre el nivel económico y social. La característica que identifica a los adivinos es su gran capacidad de observación. En consecuencia, son oyentes atentos con gran memoria que buscan, interpretan y encuentran. En el consultorio siempre se hablará de salud, dinero o amor. La habilidad del brujo radica en dar respuestas generales y, además, hacerlas parecer puntuales para cada sujeto".

Ya en mi casa, acostado, recuerdo unas palabras que escuché por algún lado: "Todo ser humano lleva en él el gusto por lo maravilloso. Amar lo maravilloso es natural, pero creer incondicionalmente en su realidad constituye una grave deficiencia del intelecto y una capitulación del espíritu crítico".

...justo el cierre para la investigación que transcribiré mañana temprano.


Algunos mensajes recibidos por correo electrónico

El mensaje que continúa forma parte de una seguidilla recibida en la cual un tal Gian (sin apellido) trata de contactar a Herrou Aragón. Los recados van creciendo en incoherencias y faltas de redacción y ortografía. Por más que nos tomábamos el trabajo de avisarle a Gian que nuestra editorial no encontró manera alguna de hacerle llegar sus pedidos a Herrou Aragón, este hombre continúo solicitando ayuda y escribiendo al supuesto profesor.
Reproducimos el textual de la carta más delirante.

 El PEZ por la boca MUERE
El PEz por la boca MUERE

* "Susana Giménez se va a retirar y va a tener un hijo con Carlos Monzón".
(Federico D´Elizalde, revista "Radiolandia 2000", 3/3/78).

* "Hay posibilidades de que la familia vuelva a ver a Osvaldo Sivak. Me animo a decir que hay un 70 por ciento de probabilidades de volver a verlo".
(Ricardo Schiariti, revista "Flash", 17/3/87).

* "Claudio Levrino es un ser signado por la buena suerte. 1979 fue un gran año para él y 1980 lo será aún más. Vivirá muchos años".
(Mario Cariño, revista "Radiolandia 2000", 4/1/80).

* "Carlos Monzón, si no lo ponen antes del 12 de septiembre en la calle, lo van a indultar y le van a quitar la pena".
(Aschira, programa "Fax", 12/6/91).

* "Desaparecerá el obelisco".
(Jorge Tairo, revista "Tal cual", 7/9/84).

* "Las manos de Perón no se encuentran en Argentina, se encuentran en un país que es Suecia".
(Ricardo Schiariti, programa "El periscopio", 19/7/93).

* "La señora Legrand sufrirá una enfermedad llamada osteoporosis y tendrá que dejar la televisión".
(Ricardo Schiariti, revista "Teleclic", 1993).

* "Tengo mucha fe en el presidente Galtieri. Es un hombre con las manos limpias, fuerte".
(Lily Süllos, revista "Noticias de la Semana", 7/1/82).

* "Veinte años de experiencia hay que cobrarlos".
(Blanca Curi, "Clarín", 13/2/94).

  * "La muerte del Papa va a ser muy pronto, y lo va a asesinar la gente que está cerca. Será por envenenamiento, pueden hacer una autopsia y se darán cuenta".
(Ricardo Schiariti, programa "Sin vueltas", 3/1/94).

* "El próximo presidente será una persona que no se conoce, aparecerá de la nada y será del Partido Demócrata".
(Ricardo Schiariti, "Crónica", 3/10/90).

* "En 1995 se construirá en Estados Unidos el primer taxi interespacial. Podremos visitar otros mundos".
(Ricardo Schiariti, 1/11/93).

* "Hoy sé que a veces un ser humano miente por necesidad".
(Lily Süllos, revista "Vosotras", 13/12/79).

* "Lo mío es un negocio, y un negocio de éxito".
(Carlos Luconi, revista "Noticias", 18/10/92).

* "...y cuando a la noche se fue la gente y empecé a contar el dinero, me di cuenta que en una tarde había ganado más que lo que ganaba en un mes de hospital, entonces dije: esta es la mía.
(Ricardo Schiariti, programa "Investigación X", 29/11/96).

 

 

Enlace a investigación complementaria o relacionada

© Nicolás Gasparotto
Imprimir todos los textos

Kronhela Ediciones Argentina - Ciudad Autónoma de Buenos Aires
ARGENTINA

   Estadísticas de Mondo Kronhela Literatura